Alumnos de 1º de ESO jugando al juego tradicional de las chapas, la implicación de los mismos ha sido excelente aportando material propio y personalizando las chapas. Los juegos tradicionales no están tan muertos, solo necesitan ser llamados y los niños como en cualquier época utilizan aquello que tienen a su alrededor para jugar. No solo de la Play vive el niño.

por Antonio Díaz Trasmonte