EL RINCÓN DEL JARDINERO

 

LogoTJEL RINCÓN

 

DEL

 

 JARDINERO

 

 

Present Garden   Aprovechando la oportunidad que nos ofrecen las TIC’s, el Rincón del Jardinero viene a constituirse en el escaparate del Taller de Jardinería donde los alumnos de 3º ESO-Diversificación venimos trabajando cada martes y jueves.

En este taller, y desde una triple vertiente –formativa, informativa y capacitadora-, estamos aprendiendo, conociendo y ejercitando numerosas facetas vinculadas al apasionante mundo de las plantas en general y de la jardinería en particular. A partir de ahora, cada jueves os ofreceremos en la web del centro LA PLANTA DE LA SEMANA, que vendrá a constituirse en una ficha informativa con la intención de animar a nuestros seguidores a conocer y practicar esta interesante y no menos apasionante faceta que la naturaleza nos ofrece.

      Por otro lado recordamos que la totalidad de nuestras ventas irán destinadas íntegramente a la AECC.aecc by José Muñoz


 

EL RINCÓN DEL JARDINERO

 

LA PLANTA DE LA SEMANA XIX

lavanda IMAGEN

by José Muñoz

LAVANDA


Lavanda augustifolia.

Se trata de un arbusto que al igual que sus parientes, el romero, el tomillo y el cantueso, es originario de los ambientes mediterráneos, por lo tanto tolera sin problemas los extremos del frío y del calor, aunque en cuestión de suelos prefiere los calcáreos o calizos y secos mejor que los arcillosos y húmedos. Puede alcanzar más de un metro de altura, siendo muy original el porte almohadillado que adquiere en el periodo de la floración, hecho que se produce a finales de primavera / principios de verano; cuando finos penachos, en delgados tallos, cubiertos de minúsculas flores de color morado y celeste liberan su agradable e inconfundible aroma. Como sabemos es una planta cuyos extractos se utilizan en perfumería, pero también posee conocidas propiedades medicinales: es sedante, diurética, antiséptica, cicatrizante, antiinflamatoria, y sus esencias (aceites) tienen propiedades antirreumáticas.

Como planta plenamente adaptada a nuestro ambiente, no requiere cuidados especiales, aunque sí prefiere una buena exposición al sol, también le da vigor una poda moderada una vez finalizada la floración.

Si en nuestro jardín hay una vereda, un sendero por pequeño que este sea, debemos plantar algunos ejemplares de lavanda, pues en el aire que movemos a nuestro paso sentiremos su aroma, y si acariciamos sus tallos con las manos cuando caminamos, el olor que desprende nos resultará muy agradable. Con las primeras lluvias otoñales, su olor mezclado con el de la tierra mojada, genera una sensación realmente indescriptible. Ciertamente es una planta que merece la pena.

EL RINCÓN DEL JARDINERO

 

LA PLANTA DE LA SEMANA XVIII

Celinda 1

by José Muñoz

CELINDA


Philadelphus coronarius

Dicen los expertos que es originaria de las regiones más meridionales del Caúcaso y de Armenia; lo cierto es que, sin duda, es un arbusto que ha logrado adaptarse perfectamente a las características de nuestro clima. Se trata de una planta muy poco exigente, únicamente requiere suelos profundos y riego moderado. Tradicionalmente se plantaba en los huertos junto a la casa del hortelano, cerca de la noria, al lado de las acequias o junto a los muros de tapial. El encanto de la celinda reside en su floración espectacular y en el intenso, particular y penetrante aroma que generan sus numerosas florecillas. Su fragancia lo inunda todo al amanecer.

 

Como arbusto de hoja caduca que es, conviene podarlo moderadamente en invierno, y tenerlo anclado a un muro o bien sujeto con tutores antes de la floración, pues puede llegar a alcanzar los tres metros; no es una planta delicada, soporta perfectamente las heladas y tolera el extremo del verano, momento en que será conveniente aportarle riegos moderados.

 

La celinda es una planta que no debe faltar si disponemos de un jardín medianamente amplio; en ella y en su fragancia hay algo de los viejos y sabios hortelanos.

 

 

EL RINCÓN DEL JARDINERO

 

LA PLANTA DE LA SEMANA XVII

Glicinia 2

by José Muñoz

GLICINIA ( Wisteria sinensis)

Es un arbusto de hoja caduca que pertenece a la familia de las leguminosas, es originario de las costas orientales de los continentes de latitudes templadas ( Corea, Japón, también América del Norte), plenamente adaptado a nuestro ambiente. Se trata realmente de una de las especies trepadoras más robustas, elegantes y resistentes que podemos cultivar en nuestro jardín. Precisa de una plantación esmerada (marzo, abril), para la que abriremos un hoyo de al menos 40 cmts de profundidad al que deberemos añadir abundante turba, regándolo después; una vez asegurado su enraizamiento no debe dar problemas pues tolera todo tipo de suelos, aunque prefiere los ácidos (arcilla) y profundos.

Tampoco necesita riegos abundantes, y soporta sin problemas el calor extremo; únicamente deberemos esmerarnos con la poda, pues al igual que todas las trepadoras si no la guiamos y organizamos se convertirá en una maraña amorfa y perderá su encanto, por ello la poda anual (enero ) es fundamental. Su floración, entre abril y mayo es un verdadero espectáculo: una gran cantidad de racimos floridos de tonos violáceos (hay otros tonos) penderán de sus brotes en vertical generando un ambiente realmente hermoso y original. Cuando acabe la floración, y durante todo el verano unas vistosas vainas verdes aterciopeladas, que irán a marrón ocuparán el lugar de las flores; en su interior están las semillas.

Sus pocos cuidados, su rápido y exuberante crecimiento, y ante todo su espectacular floración, convierten a la GLICINIA en planta ideal para pérgolas y enrejados.

 

EL RINCÓN DEL JARDINERO

 

LA PLANTA DE LA SEMANA XVI

madreselva

by José Muñoz

MADRESELVA

Lonicera caprifolium.

 

   Se trata de un arbusto trepador perennifolio de porte exuberante y verde muy vivo, de ramas sarmentosas, originario de las áreas umbrosas de Europa meridional; su rápido crecimiento y su resistencia al frío y a las heladas la convierten en una excelente opción para cubrir vallas, paredes, muros y celosías en nuestro jardín. Su floración en cascada, que se produce desde mediados de primavera hasta bien entrado el verano es bastante vistosa y original, liberando además un agradable aroma que se intensifica al anochecer. No precisa de cuidados especiales, aunque sí agradece una exposición orientada al norte y también riegos frecuentes en verano.

 

EL RINCÓN DEL JARDINERO

 

LA PLANTA DE LA SEMANA XV

lantana-mound

by José Muñoz

LANTANA  (Lantana camara).

    Es un arbusto perennifolio originario de las regiones tropicales de América que se ha adaptado sin problemas a los climas templados; se trata de una planta muy resistente al calor, tolera cualquier tipo de suelo y agradece los riegos en verano. Su originalidad radica en la vistosa y casi constante floración que nos ofrece, pues desde mediados de primavera, durante todo el verano, el otoño, y hasta las primeras heladas invernales, las diminutas flores, que abarcan una amplia variedad de tonalidades, en abundantes y vistosas umbelas, estarán presentes en sus tallos.

 Se trata de una planta agradecida y muy generosa que nos inundará el jardín de color y alegría durante casi todo el año; únicamente nos pedirá sol y luz, y un poco de agua al atardecer cuando llegue el calor.

EL RINCÓN DEL JARDINERO

 

LA PLANTA DE LA SEMANA XIV

pasionaria

by José Muñoz

FLOR DE LA PASION

Passiflora caerulea

Es una planta originaria de las zonas semiboscosas de Perú y de Brasil, descubierta por los españoles hacia el siglo XVI. Se trata realmente de una liana trepadora, es propia de terrenos umbrosos, secos y templados, que soporta el calor extremo y el frío moderado (heladas por debajo de -10ºC pueden dañarla seriamente). Debe plantarse junto a vallas, muros, pérgolas, alambradas o celosías que deseemos cubrir; necesita suelos profundos, siendo conveniente proporcionarle una abonada a finales del invierno. Entre lo más curioso de esta planta está la simbología que vieron los misioneros españoles en la curiosa flor que produce esta planta: los filamentos de la flor evocan la corona de espinas de Cristo; los estambres, que son cinco, representarían las cinco llagas/heridas de la crucifixión; los tres pistilos, los clavos; y los pétalos, que son doce, a los doce apóstoles.

A finales de verano fructifica, su fruto, colgante del tamaño de una nuez y de color rojo, es algo insípido y si se ingiere estando inmaduro es tóxico; su flor en infusión y en dosis muy precisas tiene propiedades curativas de carácter analgésico (contra el dolor) y ansiolítico (tranquilizante). Su aspecto exuberante y exótico, su porte siempre verde, y los pocos cuidados que precisa la convierten en una planta ideal para decorar muros o cubrir pérgolas en nuestro jardín.