EL RINCÓN DEL JARDINERO

LA PLANTA DE LA SEMANA  LVII

Dalia

por José Muñoz

Dalia
Dalia pinnata

Se trata de un género de plantas originario de los bosques templados del sur y centro de México que se caracteriza, entre otros aspectos, por ser la planta que posee el mayor número de variedades entre todas las especies vegetales (se superan las 50.000, según la Sociedad Real de Horticultura de Inglaterra).

En nuestro contexto se trata de una planta que requiere de ciertos cuidados que se verán sobradamente compensados por la belleza y la espectacularidad de su floración. Hemos de plantar sus tubérculos a mediados de febrero, en zona protegida del viento, a unos 25 cmts de profundidad sobre suelo, preferiblemente orientado hacia el norte, mullido y bien drenado; no requiere de riegos abundantes en primavera pero sí durante el verano. Su época de floración comienza a mediados de junio, y puede prolongarse durante todo el verano si no le falta el agua, las posibles olas de calor pueden detener su floración, que volverá a manifestarse cuando desciendan las temperaturas, por este motivo en nuestro contexto las dalias se muestran espectaculares durante el otoño. Con las primeras heladas conviene cortar tallos y desenterrar los tubérculos para guardarlos en un lugar seco hasta la próxima plantación de primavera.

Sus flores resultan extravagantes, glamurosas y muy atractivas, hasta ser consideradas en horticultura como las divas del jardín; en infusión, poseen propiedades para disminuir los niveles de colesterol, triglicéridos y glucosa en sangre, fortalecen la flora intestinal y es fuente de energía metabólica, muy beneficiosa por tanto para personas con sobrepeso, diabetes e hipertensión.