EL RINCÓN DEL JARDINERO

 

LA PLANTA DE LA SEMANA XVII

Glicinia 2

by José Muñoz

GLICINIA ( Wisteria sinensis)

Es un arbusto de hoja caduca que pertenece a la familia de las leguminosas, es originario de las costas orientales de los continentes de latitudes templadas ( Corea, Japón, también América del Norte), plenamente adaptado a nuestro ambiente. Se trata realmente de una de las especies trepadoras más robustas, elegantes y resistentes que podemos cultivar en nuestro jardín. Precisa de una plantación esmerada (marzo, abril), para la que abriremos un hoyo de al menos 40 cmts de profundidad al que deberemos añadir abundante turba, regándolo después; una vez asegurado su enraizamiento no debe dar problemas pues tolera todo tipo de suelos, aunque prefiere los ácidos (arcilla) y profundos.

Tampoco necesita riegos abundantes, y soporta sin problemas el calor extremo; únicamente deberemos esmerarnos con la poda, pues al igual que todas las trepadoras si no la guiamos y organizamos se convertirá en una maraña amorfa y perderá su encanto, por ello la poda anual (enero ) es fundamental. Su floración, entre abril y mayo es un verdadero espectáculo: una gran cantidad de racimos floridos de tonos violáceos (hay otros tonos) penderán de sus brotes en vertical generando un ambiente realmente hermoso y original. Cuando acabe la floración, y durante todo el verano unas vistosas vainas verdes aterciopeladas, que irán a marrón ocuparán el lugar de las flores; en su interior están las semillas.

Sus pocos cuidados, su rápido y exuberante crecimiento, y ante todo su espectacular floración, convierten a la GLICINIA en planta ideal para pérgolas y enrejados.