EL RINCÓN DEL JARDINERO

 

LA PLANTA DE LA SEMANA XI

Clivia miniata IP0903001planta

CLIVIA

Clivia miniata.

      Es una planta originaria de las regiones secas del sur de África, ideal para decorar interiores; puede desarrollarse también en el exterior pero en nuestras latitudes no resistiría el calor extremo del verano ni las intensas heladas invernales, aunque sí puede y debe sacarse fuera cuando las temperaturas no sean extremas, pues la luz abundante dará lugar a una floración más vistosa.

 

   Su aspecto es bastante curioso, pues no posee realmente un tronco como tal, sino que el soporte se configura a base de una original superposición de hojas alargadas, en arco, estrechas y carnosas de color verde oscuro. Su flor, que aparecerá entre febrero y mayo, y es de larga duración, se configura en forma de umbela con hasta veinte flores tubulares (en forma de trompeta) de color anaranjado. Una vez que pierda la flor es conveniente mantenerla húmeda durante el verano, pero nunca debemos encharcar las raíces, luego ya no precisará apenas riego hasta la próxima primavera. Se multiplica fácilmente mediante hijuelos de al menos cuatro hojas, que brotan de su base; tanto el trasplante como la multiplicación es conveniente hacerlos a finales de febrero.

     Su atractiva, vistosa y elegante flor, que contrasta con el verde oscuro de sus alargadas hojas, y sus escasas atenciones
, la convierten en una excelente elección para dar vida a las estancias de interior.