EL RINCÓN DEL JARDINERO

 

LA PLANTA DE LA SEMANA IV

 

ACEBO

 

LogoTJACEBO (Ilex aquifolium)

 

Se trata de un arbusto de hoja perenne, porte considerable y de naturaleza longeva, originario de las zonas umbrías y más húmedas del sur y del oeste de Europa. Es una planta dioica; es decir, existen especies macho y especies hembra, siendo esta última la encargada de producir frutos y semillas, siempre y cuando haya tenido lugar la correspondiente polinización por parte del acebo macho.

 

   Para la cultura celta era un árbol sagrado, que vinculaban al paso del tiempo, a la longevidad, a la fertilidad y a la vida, por estas razones debió ser ampliamente utilizado en sus ritos asociados al solsticio de invierno, momento en que se produce el apogeo de su fructificación. En una sola planta, cuando el rigor del invierno se hacía más extremo, las viejas culturas vieron en el color rojo intenso de sus bayas el color de la sangre que es la vida, y en el verde pronunciado de sus hojas los frutos de la tierra y el alimento.

 

Ciertamente no es una planta exigente con los suelos, aunque sí lo es con las condiciones bioclimáticas, ya que prefiere los ambientes umbrosos y cierta humedad ambiental. Su madera es resistente y compacta, muy apreciada en ebanistería, su corteza y sus hojas tienen propiedades contra la fiebre y el resfriado, estas cualidades y aquellas que le atribuyeron las ancestrales culturas hacen de algún modo que esta planta irradie cierta energía positiva. Ahora, más que nunca, es tiempo de acebos.