"Un grupo de 19 estudiantes de 4º ESO y 3 profesoras muy valientes fueron a París del 18 al 22 de febrero. Con sus altibajos, la experiencia fue "genial". El clima nos acompañó, así que pudimos disfrutar de la convivencia mientras admiramos la belleza de la capital del amor y la luz. La mayoría de nuestros estudiantes pudieron practicar el hermoso idioma de Molière "in situ", olvidando los más vergonzosos su timidez.
El viaje de estudios aporta una importante dimensión cultural a la enseñanza muy enriquecedora para los estudiantes. La preparación del viaje y la posterior estancia abren la puerta a una amplia gama de actividades relacionadas con el conjunto de habilidades que se buscan hoy en día en los alumnos y que permiten cumplir los diferentes objetivos asignados a las enseñanzas de idiomas.
Mis felicitaciones a los estudiantes y mi agradecimiento a mis queridas colegas Cristina y María".
por Marta Márquez